jueves, 7 de octubre de 2010

FINCA DE PLATANERAS...PLATANO DE CANARIAS......LAS PALMAS

Aqui vemos una finca de plataneras uno de los productos mas conocidos de Canarias
en todo el mundo ya que no tiene nada que ver con la banana,su sabor es distinto.......

Un poco de historia

El cultivo del plátano tiene su origen en el Sudeste Asiático, entre la India y Malasia. Unos 500 años d.C., pasó a África a través de Madagascar y en el siglo VI se estableció en las costas del Mediterráneo, llegando a Canarias procedente de Guinea mediante las conquistas africanas de los portugueses.
Se cree que desde Canarias los españoles llevaron el plátano a América.

Plátano de Canarias vs banana

¿Por qué es tan diferente el sabor y las propiedades del plátano canario respecto a la banana? Aquí tienes algunas claves.
Entre las principales diferencias se puede decir que el Plátano de Canarias posee un mayor grado de madurez y permanencia en la planta que la banana tropical debido a la menor distancia entre la producción y el mercado consumidor del plátano.
Además el Plátano de Canarias posee un mayor índice de humedad, por lo que es mucho más sabroso que la banana, que es más seca.
En la banana los valores de carbohidratos, azúcares solubles y sacarosa son ligeramente mayores, lo que le confiere una textura más harinosa que la del Plátano de Canarias que, además, tiene niveles más altos de contenido en potasio.
Finalmente, el clima de las Islas Canarias es más variable que el de los países tropicales, lo que también repercute en un mayor tiempo de permanencia del plátano en la en planta (6 meses) respecto a la banana (3 meses), confiriéndole un mayor grado de madurez, sabor y aroma.

El cultivo del plátano canario

La platanera es una planta monocotiledónea del género Musa. Las principales variedades cultivadas en las Islas Canarias corresponden a un triploide de la especie Musa Acuminata.
La temperatura óptima para el cultivo de los plátanos es alrededor de 25ºC y la altitud inferior a los 300 metros, sólo encontrada en las Islas Canarias. Además el plátano necesita buena luminosidad, bastante humedad, suelos de textura arenosa pero con suficiente arcilla y limo, con buena porosidad y con un PH ácido.
El periodo desde la siembra de la planta madre hasta la emisión del racimo, dura aproximadamente unos 10-12 meses. Una vez emite el racimo se producen procesos como el amarre, el embolsado y el desflorillado.
El amarre o atado se realiza con el objeto de evitar la caída de la planta debido al peso del racimo o por efecto del viento, para protegerlos. El embolsado del racimo consiste en la colocación de una funda de plástico que lo cubre, lo que favorece el llenado uniforme de la fruta, evita ataques de plagas y roces en el campo y en el transporte. Y el proceso de desflorillado consiste en quitar una a una y de forma manual, la flor femenina (de donde nace el plátano) que queda al final de cada fruta.
 Fuente: Estudio nutricional del Plátano de Canarias Universidad de Navarra Departamento de Fisiología y Nutrición.