lunes, 12 de diciembre de 2016

La Parroquia Matriz de San Agustín y Santuario de Santa Rita, Vegueta, Las Palmas de Gran Canaria


Santo Cristo de la Vera Cruz

La primitiva y única imagen que recibía culto en la antigua ermita era la del Cristo de la Vera Cruz. Se supone que fue modelada en los talleres artesanales del estado mejicano de Michoacán, empleándose para ello la médula de la caña de maíz y traída a mitad del siglo dieciseis.

En palabras del cronista D. Domingo José Navarro Pastrana la efigie “era de cartón, bien modelada, y tenía la cabeza cubierta con cabello natural, cuyos bucles, cayendo sobre el cuello, al moverlos el aire, producían respetuoso temor”.

Dicha imagen, con el paso de los siglos, se deterioró de tal manera que fue necesario sustituirla. Ya en 1642, los capitulares de Santa Ana recogen en sus actas que la imagen presentaba un lamentable estado de deterioro y tuvo por tanto que restaurarse.

Fue hacia 1778 cuando el Ayuntamiento encarga al imaginero grancanario José Luján Pérez la actual imagen del Cristo de la Vera Cruz, cuyo modelado finaliza en 1780.

El Cristo de la Vera Cruz es una bella efigie, desde la inclinación de la cabeza hasta la línea del torso que caen sobre los pies clavados y cruzados. Su perfecta anatomía, escuálida, sangrante le dan un vigor y dramatismo contenido.

Es Patrono de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Fue adoptado también como patrono por la Policía Local en 1974. Sale en procesión el Viernes Santo a las 7 de la tarde acompañado por las imágenes de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores y San Juan Evangelista, integrándose en la Procesión Magna Interparroquia

Iglesia de San Agustín 


La Parroquia Matriz de San Agustín se encuentra situada

en el barrio histórico de Vegueta de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en la provincia de Las Palmas, España.

Con una superficie aproximada de 314.000 metros cuadrados, la parroquia limita de forma natural al norte con el barranco Guiniguada y al este con el océano Atlántico. Al sur con el Cementerio de Las Palmas y con la Parroquia de Nuestra Señora la Virgen de la Vega y al oeste en la calle Reyes Católicos con la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán.




Santa Rita de Casia

Santa Rita nació en Casia, Italia, el 22 de mayo de 1381. De soltera, fue una joven piadosa. Se casó y convirtió a su marido. Cuando quedó viuda cuidó de sus hijos y, muertos éstos, se hizo monja agustina en el monasterio de Casia. Murió en olor de santidad el 22 de mayo de 1457. Su fiesta se celebra el 22 de mayo.

De la imagen no se tienen datos concretos de su antigüedad y procedencia, si bien se supone que se le daba culto en el convento de los PP. Agustinos (1664-1835).

En 1918 se erigió la Cofradía de Santa Rita, actualmente extinguida. Sin embargo, la devoción a Santa Rita está actualmente muy extendida en todo el Archipiélago. Numerosos devotos la visitan todos los días y especialmente los lunes.
Nuestra Señora la Virgen de los Dolores
Esta imagen se encontraba instalada desde 1747 en el templo agustino en una capilla bajo la advocación de Nuestra Señora del Retiro. Se trajo de Génova a principios del siglo dieciocho. La imagen salía en Semana Santa en la procesión nocturna del retiro que realizaban los Agustinos. Habiéndose suspendido la procesión del retiro el viernes santo por orden del entonces obispo fray Valentín Morán, comienza a salir en procesión el Viernes de Dolores por la tarde desde 1781.

Por estas fechas el presbítero D. Domingo Ignacio Westerling se encargó del coste de su función anual y salida procesional así como de dotarla de ornamentos propios para el culto y de una aureola de plata.

Actualmente sale en la Procesión Magna Interparroquial el Viernes Santo por la tarde recorriendo varias calles de Vegueta y Triana.

El Retablo del Altar Mayor

El retablo del Altar mayor lo diseñó y realizó el escultor Luis Arencibia Betancort, natural de Gran Canaria, según los datos teológicos, litúrgicos, históricos y catequéticos que le proporcionó el Párroco Diego Monzón Melián.

Es un altorrelieve fundido en bronce en el Taller “Wenceslaoarte, S.L.” de Toledo. Mide 12 metros de alto por 6 metros de ancho y pesa 10 toneladas, además de los 6500 kilos de peso de la estructura de hierro que lo sostiene.

Fue traído a Gran Canaria dividido en 52 piezas, más un resto de 15 pequeñas sueltas. La empresa de fundición "Funcho Esculturas" de Las Palmas de Gran Canaria se encargó de acoplar los 52 trozos soldándolos entre ellos. Luego lo cortó en tres grandes paños de 6 metros de ancho por 3,50 de alto para su posterior traslado a la Iglesia de San Agustín. Fue colocado en el mes de marzo de 2005 por dicha empresa.


La Fuente Bautismal
Fuente Bautismal de bronce fundido. Fue elaborada en los talleres "Wenceslao Arte, S.L." de Toledo por el escultor grancanario Luis Arencibia Betancort.

Tiene forma de retablo adosado a la pared y representa el Bautismo del Señor. En el centro está la imagen de Jesús. De sus manos fluye el agua corriente para bautizar. Así se expresa más significativamente que quien se bautiza se incorpora a la muerte y resurrección de Jesucristo, que es "fuente de agua viva que salta hasta la vida eterna" (Juan 14, 4).

En la parte superior se contempla una nube, que representa a Dios Padre y una paloma, símbolo del Espíritu Santo. Y debajo se lee: "Éste es mi Hijo amado. Escúchale". Es una invitación al bautizado para que escuche durante toda su vida las palabras de salvación que salen de la boca de Jesús.

En la parte derecha se ve a Juan Bautista que derrama el agua sobre la cabeza de Jesús. En la parte izquierda, un ángel con la túnica en las manos par vestir a Jesús cuando salga del agua. La túnica en el ritual del bautismo es símbolo de la dignidad del cristiano, que debe vivir su vida revestido de buenas obras hasta que llegue a la vida eterna.

Más abajo hay dos acólitos por la parte derecha. Uno mantiene la bandeja con las ánforas del Oleo de los Catecúmenos y del santo Crisma. Y el otro acólito mantiene el Cirio Pascual.

Por el lado izquierdo hay otros dos acólitos. Uno mantiene una bandeja para colocar otras cosas necesarias para bautizar. Y el otro presenta a los bautizados un escudo con el crismón y el lema: Cristo, Ayer, Hoy y Siempre”. Por detrás se lee: “Esta Fuente Bautismal, obra de Luis Arencibia, la inauguró el Párroco Diego Monzón Melián, bautizando a Diego Ferrer Rojas, el 4 de noviembre de 2006”.

La pila tiene 8 lados. Siete lados representan los 7 días de la creación. Y el octavo el día de la nueva creación, la resurrección, día que no tiene ocaso, día que dura toda la eternidad.

http://www.parroquiasanagustin.org/index.htm