miércoles, 3 de febrero de 2016

Salinas de El Carmen....Antigua...Fuerteventura


Se trata de las únicas salinas que aún se conservan en Fuerteventura, cuya primera cosecha se remonta al primer año del siglo XIX cuando adoptaban el nombre de Salinas de la Hondurilla. Están situadas en la costa de Antigua en Fuerteventura junto al asentamiento del Carmen. Sobre las antiguas salinas se levantaron las actuales hacia 1910, respondiendo al modelo de salina nueva de barro con forro de piedra, aunque manteniendo el tajo sencillo de las primeras salinas.
El Programa Regis dio el primer impulso a la rehabilitación de parte de las salinas, y posteriormente el Cabildo ha ido completando dicha labor, haciéndola extensiva al conjunto de elementos patrimoniales. Las actuaciones culminaron con la construcción del Museo de la Sal y la dotación de contenidos museísticos.
De gran interés etnográfico, arquitectónico, natural, cultural y paisajístico, realzado por una muy excelente obra de rehabilitación, las Salinas del Carmen constituyen una clara oferta turística y educativa de carácter insular, estando integrada en la Red Insular de Centros y Museos. No obstante, el esfuerzo en rehabilitación y acondicionamiento no se ha reflejado como debiera en la calidad de la producción y comercialización, dado que está siendo explotada en precario y la comercialización es muy deficiente a pesar de la calidad de la sal que produce.
El Museo de la sal nos ofrece dos recorridos complementarios, uno interior y otro exterior en la misma salina como objeto de interpretación. El centro museístico está estructurado en los siguientes apartados: localización, formación e historia de la sal, los ecosistemas salinos, la cultura y aplicaciones de la sal, las salinas de las islas Canarias, las salinas de El Carmen. El recorrido exterior consiste en una visita a las salinas donde podemos apreciar sus características arquitectónicas, los diferentes elementos en que se estructuran, el proceso de producción de la sal y el hermoso paisaje que conforman. Junto a las salinas de Tenefé, las salinas son las únicas dotadas, además de un museo, con un sistema interpretativo, que además de bandejas y paneles, dispone de una pasarela que cruza las salinas, permitiendo al visitante adentrarse en su trama.
Las salinas poseen la singularidad tipológica de estar a caballo entre dos concepciones constructivas, a lo que hay que añadir la singularidad de su ingenioso rebosadero. En relación a los impactos, un aspecto a considerar es el efecto del polvo generado por el tráfico de vehículos en la pista superior de los cocederos, que lógicamente afecta a la producción
Al frente de una bella rasa marina y sobre las descarnadas tierras de Fuerteventura se yerguen estas salinas, en un paisaje singular en el que destaca, a su vera, el asentamiento de El Carmen.
Son las únicas salinas que se mantienen en funcionamiento en Fuerteventura, y tienen un claro interés etnográfico, arquitectónico, cultural, natural y paisajístico formando parte de la oferta turística insular apoyada en el acondicionamiento de la Casa del Salinero y en el Museo de la Sal.
Edificaciones: Casa del Salinero, Almacén de la Sal, Museo de la Sal, Casa, Aljibe, Horno de cal, restos del antiguo embarcadero.
Fuente:http://www.salinasdecanarias.com/salinas/salinas-de-el-carmen